Recepción en Buckingham Palace

Una de las ventajas de ser periodista es que te permite tener acceso a personas inalcanzables para la mayoría de los mortales.

Esta mañana he hecho uso de ese privilegio estrechándole la mano al mismísimo Duke of Edimburgh (Duque de Edimburgo), sí, el marido de la Reina de Inglaterra Elizabeth II durante una recepción privada para periodistas de viajes llegados desde todos los rincones del mundo a la que tuve la gran suerte de ser invitada.

El acto tuvo lugar en el Green Drawing Room del palacio de Buckingham donde también nos sirvieron un te (o café). La verdad es que fue emocionante. Y un honor para mi poder estrecharle la mano al marido de la reina de Inglaterra en una jornada que además era muy especial para el; el Duque celebraba su 88 cumpleaños.

seguros de viajes con descuento
dernida.com/wp-content/uploads/2009/06/nani-arenas-y-el-duque-baja-600x427.jpg" alt="Nani Arenas con el duque de Edimburgo" width="600" height="427" srcset="https://www.laviajeraempedernida.com/wp-content/uploads/2009/06/nani-arenas-y-el-duque-baja-600x427.jpg 600w, https://www.laviajeraempedernida.com/wp-content/uploads/2009/06/nani-arenas-y-el-duque-baja-300x213.jpg 300w, https://www.laviajeraempedernida.com/wp-content/uploads/2009/06/nani-arenas-y-el-duque-baja.jpg 800w" sizes="(max-width: 600px) 100vw, 600px" />
Booking.com
Nani Arenas con el duque de Edimburgo

Mientras caminaba por el paseo de gravilla a la salida de  Buckingham (por cierto, difícil con tacones) que lleva a la puerta cual fue mi sorpresa al oír un grito a lo lejos: «mamaaaaaa» si, allí tras la verja de hierro estaban, casualmente, mis tres hijas contemplando a los guardias del palacio. Ni ellas ni yo sabíamos por dónde ni a que hora iba a terminar la recepción pero el destino quiso hacernos coincidir. Fue bonito, y divertido. Y esa foto, de las tres agarradas a la verja si que la tengo pero lo siento, esa tampoco voy a publicarla pues forma parte de mi historia personal.

Una anécdota bonita que recordare siempre relacionada con el día en el que tuve la suerte de estrecharle la mano a una parte de la historia de Inglaterra. Verdaderamente creo que soy una persona muy afortunada.