Archivo de la etiqueta: Literatura de viajes

Imprescindibles de La Mancha: Consuegra, Motilla de Azuer y cata de aceite de oliva

Conjunto molinero de Consuegra en el Cerro Calderico

Al igual que muchos españoles, he crecido con la imagen literaria de Don Quijote luchando contra «gigantes». Es el pasaje más famoso de la gran novela de Cervantes y una escena que forma parte no sólo de la identidad de La Mancha, sino también de la esencia de España. Sin embargo, he tenido que esperar años para ver con mis propios ojos esos famosos molinos de viento que inmortalizó la pluma de nuestro gran escritor. Visitar La Mancha y ver de cerca una de esas “construcciones” es tarea obligada para un viajero curioso. Gracias a la Ruta de Don Quijote, por mi parte, sueño cumplido… Y punto de partida de un viaje a través de ingenios, curiosidades y proyectos emprendedores con sabor manchego.

Los pueblos del Quijote en La Mancha: Alcázar, Puerto Lápice y Argamasilla

Conjunto de molinos de viento en Alcazar de San Juan

Cervantes fue un genio, eso no lo duda nadie. Pero detrás de su ingeniosa pluma el autor de El Quijote dejó cientos ¡miles! de interrogantes los cuales salen al paso cuando uno recorre La Mancha, tierra donde se desarrollan las andanzas del “Ingenioso Hidalgo” afincado en “un lugar” de cuyo nombre, su creador, no quiso acordarse. A mí me ocurre lo contrario. Acabo de regresar de recorrer esta región y son muchos los pueblos, rincones, gentes, sabores, paisajes que se han grabado en mi cabeza. Destinos a los que he llegado siguiendo las aventuras del “caballero de la triste figura” y donde he vivido fantásticas experiencias. Lugares cuyos nombres sí me gustaría que todos recordaseis pues bien merecen ser visitados.

Brañagallones, mi rincón preferido en Asturias

Brañagallones redes nani arenas blog

Al pasear por Brañagallones en Asturias, me viene a la cabeza este pasaje de Armando Palacio Valdés:
«¡Sí, yo también nací en Arcadia! También supe lo que era caminar en la santa inocencia del corazón entre arboledas umbrías, bañarme en los arroyos cristalinos, hollar con mis pies una alfombra siempre verde. Por la mañana el rocío dejaba brillantes gotas sobre mis cabellos; al mediodía el sol tostaba mi rostro; por la tarde, cuando el crepúsculo descendía de lo alto del cielo, tornaba al hogar por el sendero de la montaña y el disco azulado de la luna alumbraba mis pasos …”

Los escenarios de Robin Hood: Notthingham y Yorkshire

Robin Hood's Bay

Hace ya tiempo que el cine es elemento de promoción turística. Las carteleras están llenas de ejemplos. Y las llamadas Film Comission crecen como setas, o sea, entidades públicas destinada a facilitar a los productores audiovisuales, nacionales e internacionales, toda la información necesaria (y la subvención) para localizar y rodar películas en un determinado lugar.
Una vez que la película se proyecta, es habitual que se creen rutas o recorridos específicos que ayuden a los fans a seguor las huellas del personaje y visitar los escenarios donde se han rodado algunas escenas míticas. Como ejemplo, la ruta de Robin Hood en Inglaterra, localizada en los escenarios donde se rodó el filme en los condados de Notthingham y Yorkshire