Archivo de la etiqueta: Pueblos con encanto

Ruta pueblos imprescindibles Cotswolds los más bonitos de Inglaterra

Arlington Row, la calle más hermosa de Inglaterra

Los pueblos de los Cotswolds ingleses están intactos. Por estas casas, propiedad de viejos comerciantes de lana, ha pasado el tiempo, pero para embellecerlas. Han envejecido con esa elegancia que caracteriza a los ingleses, expertos en saber dejar pasar el tiempo sin alterarlo, y extremadamente respetuosos con todo lo antiguo. Cuando lo recorres, se entiende por qué está considerada la región más hermosa de Inglaterra. Se ubica en el centro de Inglate­rra, a unos ciento cincuenta kilómetros de Londres. Abarca un recorrido con tres puntos de referencia. Al norte, Stratford-upon-Avon (donde nació William Shakespeare); Oxford, al este, y Bath en el oeste. Un triángulo cargado de belleza que recomiendo poner en la agenda en tu viaje por el centro del Reino Unido.

Qué ver, dónde comer y dormir en Coria Cáceres: reliquias y leyendas

Vista nocturna de la catedral de Coria desde el puente sin río

Coria, en el corazón del valle del Alagón, es una de las localidades más monumentales de la provincia de Cáceres. En su fantástica catedral se conserva el mantel de la Última Cena de Jesús, una de las reliquias más importantes para los cristianos. Es además un destino lleno de historia donde se come de maravilla. En este post, ideas para una escapada perfecta.

Excursión hasta la punta más al norte: Ruta entre Estaca de Bares y Cabo Ortegal en A Coruña

Panorámica de la punta de Bares

Si viajas por norte de la provincia de A Coruña, en un recorrido por Galicia propongo una parada que te va a encantar. No dejes de hacer la ruta que une los dos puntos más al norte de la península, la carretera que va desde cabo Ortegal (el segundo punto más septentrional) hasta Estaca de Bares, la reina del norte. Un recorrido donde las gélidas aguas del Atlántico se unen a las del también frías del mar Cantábrico y baten con fuerza en las rocas. Un viaje para recargar energía para saber dónde se esconde la caja de los vientos. 
Un camino de tierra permite al viajero llegar a pie casi casi desde el faro de Estaca de Bares hasta la última piedra que forma el cabo. Eso sí. Fundamental llevar abrigo. El viento en esta zona del mundo sopla incansable durante todo el año, y en invierno es gélido. Pero merece la pena. Los acantilados, el oleaje y la fuerza que se percibe es tal que ayuda a cargar energías.