hacer una maleta
General

Trucos viajeros contra pequeños olvidos incómodos

A veces un viaje puede estropearse por pequeños detalles. Olvidos tontos, despistes, percances perfectamente evitables, imprevistos que requieren una reacción inmediata… Mejor prevenir para que la experiencia viajera sea también más segura. He aquí un listado de sencillos remedios a pequeños pero habituales percances. Truquillos de una viajera empedernida despistada.

Ya he publicado varios pots en anteriores ocasiones con consejos para viajar con seguridad, los cuales recomiendo leer para evitar problemas en nuestras escapadas. El de hoy sin embargo es más bien un listado para despistados. Sencillos trucos que pueden ayudarte a resolver pequeños problemas cuando llegas a tu destino. O ayudarte a prevenir antes de salir de casa. Por ejemplo, saber que tienes que tienes que guardar en la maleta si no quieres llevarte una desagradable sorpresa cuando llegues a tu destino. O como reaccionar ante esos incómodos imprevistos que pueden transformar un viaje maravilloso en una pesadilla.

¡Me he olvidado las lentillas!

Parece una tontería pero es una de mis pequeñas pesadillas. Lo confieso. No veo nada, soy súper miope. ¿Os acordáis de Rompetechos, aquel personaje del comic de los años 70 / 80 que no veía nada y acababa siempre envuelto en situaciones desternillantes?. Pues esa soy yo. Y no es la primera vez que me olvido en casa las gafas y las lentillas, lo cual para mi es un pequeño gran drama pues no veo nada, ni puedo conducir o leer carteles a cierta distancia. Resumen, me pierdo lo mejor del viaje. A fuerza de equivocarme, he encontrado la solución.

Antes de cada viaje hago un buen pedido de alguna marca de lentillas baratas y desechables, con mi graduación. Para llevar un buen lote de ellas en mi neceser, detalle muy importante especialmente en viajes internacionales. Y las reparto por doquier. Algunas en el bolso, otras en la maleta, guardo unas cuantas ¡en los calcetines, en la cartera!, en el bolso o mochila de mano…

Si mi viaje es cerca de casa y me quedo sin existencias, entonces recurro, por ejemplo, a Vision Direct España. Y hago una compra online de lo que necesito: lentillas, líquidos… así no cargo con botes pesados en la maleta y recibo el pedido donde quiero. Parece una tontería pero os aseguro que quedarte sin gafas o sin lentillas en vacaciones para los miopes es un DRAMA.

¿Qué hago sin mi cepillo de dientes?

Otra cosa que me fastidia olvidarme son ciertos productos del neceser como el cepillo de dientes. Suele tener solucion pues es un producto que habitualmente encuentras en los baños de los hoteles aunque la verdad es que cada vez ponen menos amenities Pero si lo pides en rececpión suelen tener. De todas formas, la alternativa natural a este olvido es comerte una manzana, fruta que puedes encontrar en casi todo el mundo.

Productos alternativos al desodorante

También fastidia mucho olvidarse el desodorante, especialmente en verano. Pero hay un truco natural al que puedes recurrir: el limón, fruta que también encuentras en todo el mundo con fácilidad y muy eficaz por sus efectos microbacterianos que ayudan a evitar el mal olor y la transpiració

¡Me he quedado sin compresas!

Es una faena. Con difícil solución si te pasa pues hay que recurrir a métodos anticuados que no son muy higiénicos y que creo no necesitan explicación.

Por eso mi truco es parecido a lo que hago con las lentillas. Dejo siempre compresas y tampax en las maletas, y en los bolsos. Cuando regreso de un viaje y me han sobrado no las saco de la maleta sino que incluso guardo más. Para que cuando la coja de nuevo ya esté equipada con ese producto tan básico y tan fácil de olvidar. Hago lo mismo en bolsos, carteras… Guardo compresas por todas partes.

Así al menos estoy “cubierta” las primeras horas hasta que encuentro alguna tienda donde comprar existencias. O recurro a alguna mujer que me pueda echar un cable. Sí, es otro recurso. No te acobardes. Da igual en qué país del mundo de encuentres, todas hemos tenido emergencias parecidas alguna vez. Y siempre hay alguna mujer cerca que te va a entender y ayudar rápidamente. Puedes recurrir también a preguntar en hoteles, en las recepciones suelen tener. También en los restaurantes… Eso sí, procura preguntar siempre a una mujer. Así es todo más fácil.

Estos son algunos de mis trucos. ¿Nos cuentas los tuyos? ¿Eres olvidadizo y has tenido que recurrir a algunas de estos recursos en alguna ocasión? ¿Qué es lo más curioso que te has olvidado en algún viaje? Nos encantará saberlo, no olvides que tus experiencias pueden ser de gran utilidad a otros viajeros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: !! OJO !! CONTENIDO PROTEGIDO